“OH, ROMPEHIELOS” – THE NEW RAEMON

th (16)Entre tanto Indie sofisticado es de agradecer que un grupo como The New Raemon nos entregue un nuevo disco donde  la guitarra eléctrica, bajo, batería y teclados son los protagonistas. Ramón Rodríguez, padre de las Mourn, uno de los grupos revelación del pasado año y reconocidos incluso internacionalmente, continua con su consolidación como solista y nos presenta un disco básicamente de baladas, que rara vez superan los 3 minutos y con letras a veces metafóricas y otras muy claras, en un disco que va de más a menos.

El inicio del álbum es de los más prometedores de los últimos meses, donde los cuatro primeros temas tienen una calidad que de haber continuado así en el resto del trabajo se hubiera convertido en uno de los discos del año. En vez de eso tenemos algunas canciones con estrofas un poco más irregulares pero con unos estribillos muy convincentes (curiosamente lo que suele ser más complicado).

th (19)

Comienza envolvente con “Una historia real”, con la bonita voz de Ramón siendo muy protagonista, acompañada de una batería de pasos lentos y firmes que otorga una gran profundidad y firmeza al tema. Seguimos con “Oh, rompehielos”, casi susurrada y con una base instrumental sencilla de ritmo galopante pero con un estribillo guitarrero de los más inspirados del disco, sobre todo cuando dice aquello de “Oh, rompehielos, ven a buscarme” y sobre todo en el “limpia mi sangre”. El tercer tema del gran cuarteto inicial es “Reina del amazonas”, que definitivamente es más roquera, un poco ochentera en sus estrofas y confirmada por una de nuevo protagonista batería. Por último “El Yeti”, con un aire de canción infantil a ritmo de vals y de nuevo con un estribillo más guitarrero con una de las frases del disco, ese “Es mejor no volver a verse” (En el disco hay mucho de desgaste de las relaciones e incluso de cuando se llega al casi odio).

Tras estos temas llegan varios con buenas estrofas y regulares estribillos y al contrario. De los primeros es “Mientras sea intruso”, siguiente corte del disco y de los segundos “Quimera” y “Desencuentros”, donde los estribillos “Tus idas y venidas me ponen enfermo” y el “Suerte con eso” (que recuerda a José González) merecían un acompañamiento mejor.

El resto del álbum lo componen varios temas menos inspirados, curiosos por no tener un estribillo claro, pero que ya no aportan demasiado al resultado final.

Las mejores: “Reina del amazonas”, “Oh, rompehielos” y los estribillos de “El Yeti” y “Desencuentros”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s